Optimizando el uso de ejercicios para el tratamiento

La fibromialgia es un síndrome de dolor crónico generalizado, cuyas manifestaciones clínicas más frecuentes son mialgia difusa, fatiga, múltiples puntos dolorosos y malestar emocional, así como alteraciones del sueno.

La fibromialgia constituye un problema de salud relevante debido a su alta prevalencia, la importancia de sus efectos en la calidad de vida de los pacientes, los numerosos especialistas implicados en su diagnóstico y tratamiento, la no existencia de un tratamiento estándar y los muchos tratamientos propuestos, unos eficaces y otros ineficaces.

Numerosos estudios demuestran que las personas que sufren fibromialgia presentan un mayor deterioro de su salud física y mental que quienes sufren otras enfermedadesreumáticas o autoinmunes que tradicionalmente se ha considerado que provocan mayor discapacidad.

Diversos estudios muestran que, una vez que la fibromialgia se ha establecido, sus síntomas persisten y se produce un lento deterioro funcional del paciente con el tiempo, y que al cabo de 15 años ˜ todos los pacientes siguen sufriendo fibromialgia" . La prevalencia de la fibromialgia varía del 0,7 al 20% según la población considerada, y afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres .

El tratamiento de la fibromialgia, siguiendo el Documento de Consenso Interdisciplinario para el Tratamiento de la Fibromialgia publicado en 2010 por varias Sociedades Científicas españolas , se divide en medidas generales para todos los pacientes y medidas específicas según el tipo de paciente según la clasificación de Gieseke, de la cual dependen también las recomendaciones farmacoterapéuticas, que no se considerarán aquí.

Las medidas generales incluyen en todos los casos una evaluación del nivel de depresión y catastrofismo, intervenciones educativas e informativas y un programa adaptado de ejercicio. De los diversos tipos de ejercicio, el aeróbico está apoyado por las mejores pruebas científicas de su eficacia. Puede mejorar la sensación general de bienestar, el rendimiento físico, y probablemente el dolor y la hiperalgesia.

El uso del ejercicio para el tratamiento de la fibromialgia tropieza con el obstáculo de la habitualmente limitada tolerancia al ejercicio de los pacientes que la sufren. Se han propuesto diversos tipos de ejercicio (aeróbico, entrenamiento de fuerza, entrenamiento funcional y estiramientos/stretching). De ellos, un reciente meta análisis recomienda fuertemente el ejercicio aeróbico, el entrenamiento de fuerza y el entrenamiento funcional, dejando la recomendación abierta sobre los estiramientos.

El artículo de López-Rodríguez  publicado en este número de Atención Primaria, aporta datos del máximo interés para la optimización de los programas de ejercicio en la base de las actuales recomendaciones de manejo de la fibromialgia. La hipótesis de partida para el estudio es que el alivio del estrés articular por el calor y la flotabilidad del agua facilitarían el ejercicio.

Sus resultados muestran que el ejercicio en piscina (biodanza acuática) mejora en comparación con el stretching el grado de dolor, el cansancio, el impacto de la fibromialgia en la vida diaria y el grado de depresión.

Como limitación común a ambos programas de ejercicio cabe destacar la alta proporción de pacientes de ambos grupos que debieron ser excluidos del análisis por no haber acudido al mínimo de sesiones (16/35 en el grupo de biodanza acuática y 15/35 en el grupo de stretching) lo que muestra las dificultades en mantener el grado de ejercicio preciso en un programa de tratamiento necesariamente prolongado.

Los posibles motivos del mejor efecto pueden provenir tanto de la hipótesis de partida de los autores como de la combinación del ejercicio aerobico con la terapia acuática, que en diferentes modalidades que no incluyen ejercicio también ha mostrado eficacia en el tratamiento de la fibromialgia en un reciente metaanálisis en el que los tratamientos acuáticos incluyendo ejercicio fueron considerados junto con el tipo de ejercicio evaluado y separadamente de los tratamientos acuáticos sin ejercicios.

Como líneas de investigación para el futuro, aparte de la confirmación de los resultados en estudios de mayor tamaño e idealmente con evaluadores ciegos para evitar posibles sesgos por parte del evaluador, sería interesante comparar directamente el ejercicio aeróbico en medio acuático con el ejercicio aeróbico en medio terrestre con el fin de aislar la contribución del efecto de la inmersión en agua vía facilitación del ejercicio y otros mecanismos del efecto del tipo de ejercicio. Asimismo, la evaluación del efecto del ejercicio en las posibles vías patogénicas de la fibromialgia (a medida que vaya avanzando su actualmente muy limitado conocimiento) podría aportar datos de interés para el mejor tratamiento de los pacientes.

Puntos Claves

  • La fibromialgia es un síndrome de dolor crónico difuso asociado a un alto grado de capacidad.
  • El tratamiento de todas las formas de fibromialgia incluye un programa de ejercicio, el cual se ve limitado por la limitada tolerancia al ejercicio de los pacientes que la padecen.
  • La biodanza acuática y otros ejercicios en medio
  • acuático podrían facilitar la realización de un programa de ejercicio continuado por los pacientes con fibromialgia y asociar al efecto del ejercicio el de la hidroterapia
  • Son precisas más investigaciones para concretar el papel de la biodanza acuática en el tratamiento de la fibromialgia comparado con el de otras formas de ejercicio aeróbico.

Luis López-Lázaro (Covance Basel Research Unit AG, Allschwil, Suiza)

Bibliografía

  1. Prados G, Miró E. Fibromialgia y sueno: ˜una revisión. Rev Neurol.2012;54:227---40.
  2. Alegre de Miquel C, García Campayo J, Tomás Flórez M, Gómez Argüelles JM, Blanco Tarrio E, Gobbo Montoya M, et al. Interdisciplinary consensus document for the treatment of fibromyalgia. Actas EspPsiquiatr. 2010;38:108---20.
  3. Winkelmann A, Häuser W, Friedel E, Moog-Egan M, Seeger D, Settan M, et al. Physiotherapie und physikalische verfahren beim fibromyalgiesyndrom. Systematische übersicht, metaanalyse und Schmerz. 2012;26:276---86.
  4. López Rodríguez MM, Castro-Sánchez AM, Fernández-Martínez M, Matarán-Penarrocha ˜ GA, Rodríguez-Ferrer ME. Comparación entre biodanza en medio acuático y stretching en la mejora de la calidad de vida y dolor en los pacientes con fibromialgia. Aten Primaria. 2012;44:641---9.